Uncategorized

La leyenda de la Mirra.

La esposa del rey Cíniras de Chipre, el fundador de Pafos, presumía de que su hija Esmirna era más bella que la mismísima Afrodita (Venus). La diosa se vengó haciendo que Esmirna se enamorase de su padre, y se metiese en su cama una noche oscura, después de emborracharlo.

La casualidad, o Afrodita, o ambas, hizo que Esmirna quedase embarazada;

Cuando el rey se dio cuenta de lo que había pasado, cogió una espada y la persiguió hasta la cima de una colina. Allí, Afrodita, ya arrepentida, transformó a Esmirna en un árbol de mirra justo en el momento en que su padre descargaba el golpe mortal, y la espada se partió. A su debido tiempo, del tronco de Mirra salió el hijo que esperaba, el bellísimo Adonis. Afrodita lo encerró en un cofre y se lo entregó a Perséfone, reina del Tártaro. Cuando ésta no pudo resistir más la curiosidad, abrió el cofre, encontró al niño, lo crió y se enamoró de él… Se dice que La mirra son las lágrimas de Esmirna, que llora su suerte….