Opuestos complementarios

Hay dos clases de Silencio: uno que asfixia y ahoga, otro que oxigena, equilibra y armoniza…

Hay dos clases de Cansancio: uno tedioso y estéril, otro lleno de sentido, rico y fecundo…

Hay dos clases de Soledad: una que hasta “acompañada” destruye, otra que «sola o acompañada», edifica, planifica y ¡REVIVE!…

Hay dos clases de Trabajo: uno que esclaviza y mutila, otro que vivifica, ilumina y libera…

Hay dos clases de Risa: una que ofende y agrede, otra que alegra, entusiasma y reanima…

Hay dos clases de Mirada: una que degrada y mutila, otra que enaltece, reconforta y sublima…

Hay dos clases de Relaciones: unas que aniquilan y envilecen, otras que logran el ‘milagro’ de hacer surgir lo mejor de nosotros mismos…

En la vida hay «dos clases» de todo o de casi todo y cada uno de nosotros, desde el fondo de nuestros corazones, sabemos con qué ‘clase’ de realidad decidimos Vivir …

La Vida no se nos da ‘de una vez’ y para siempre… La vida se nos da cada día, cada minuto, cada instante

Créditos a quien corresponda.

Publicado por Victoria Fernandez- Mujer Medicina Zenù

Recorridos caminos en solitario, uno caminos para seguir la tarea encomendada por decreto divino: ayudar al prójimo desde la perspectiva de la unión para demostrar que juntos como raza podemos avanzar rompiendo las barreras de la religión, la cultura y la sinrazón. Las Raíces se ahondan para ser puente entre cultura y convivencia.

error: Contenido protegido! Content is protected !!
× ¿Hola Soy Victoria, cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: