Matriarcado Ibero.

En IBERIA existió el matriarcado en la Prehistoria de Granada y en la cultura de El Algar / Argar de Almería. Manifiesta Laviosa en (1959, 146): «Los iberos son gentes matriarcales; deben su nombre al de una planta acuática sagrada, el berro, que en Mesopotamia es considerada como la planta de la eterna juventud. En dicha planta se representa uno de los tantos aspectos de la diosa madre, reina de las zonas pantanosas. En Iberia el matriarcado conserva raíces muy tenaces.»

Según Estrabón (n. 64 adne – m. 21 dne) entre los Cántabros, antepasados de los Vascos, estuvo vigente el matriarcado o gobierno de mujeres, con costumbres similares en los pueblos prerromanos del norte: los Galaicos, los Astures, los Vascones, entre quienes existieron Jefas. Laviosa afirma de ellos en (1955, 78): «… el matriarcado estaba en plena vigencia, y los cántabros y los vascos conservaban la herencia por línea femenina, a pesar de las invasiones célticas indoeuropeas.»

La vida social se organizaba en torno a la mujer y su status social fue muy alto; ella trabajaba los campos y recolectaba los frutos. Y era un pueblo que practicaba la covada (allí se llamaba «el Parto de Vizcaya»), testimonio propio de las sociedades matriarcales, que muestran la creencia de la falta de importancia del varón en la procreación. Y era la mujer cántabra la que concertaba los matrimonios, propios y de sus hermanos a quienes dotaba: era el esposo el que aportaba la dote al matrimonio. En referencia de Cándida Martínez (1985): «Dice Estrabón que entre los cántabros es el hombre quien dota a la mujer y son ellas las que heredan y las que se ocupan de casar a sus hermanos; esto constituye una especie de ginecocracia, régimen que no es ciertamente civilizado».

Y manifiesta Julio Caro Baroja en (1991, 165): «… mientras que los hombres se dedicaban bien a la caza, bien al bandolerismo.»

De los gallegos dice Plinio según indica Ortega Galindo en (1947, 80): (Los varones) «… no tenían más delicia que la guerra, empleándose las mujeres en las labores del campo, sembrando y arando».

En el pueblo Vasco ha supervivido la igualdad jurídica de los géneroos de sus antepasados Cántabros: la mujer ha gozado de gran consideración política y social, perviviendo esta alta posición hasta el siglo XX debido a que frecuentemente ella era la que cultivaba el suelo y la que heredaba los campos y la casa familiar con preferencia a sus hermanos. Y muchas veces era el esposo el que iba a vivir a casa de la esposa; la residencia era por tanto matrilocal.

Y perduraron durante mucho tiempo costumbres vestigios del matriarcado: como la práctica de la covada entre los Celtíberos, la existencia de la dote del esposo a la esposa y las mujeres que ejercieron solas la soberanía.

Algunas REINAS DE ÉPOCA ARCAICA DE IBERIA

  • La reina Pirene [Monedas 10 (8) de Corinto], que según Verdaquer en La Atlántida (1877) [Espasa, Tomo 6 (1988, 222)] cuenta que era «… de la raza de Tubal, reina de españa que fue desbancada por Gerión», huyó, pero Hércules prendió fuego a la maleza y Pirene murió. ¿Es la hija de Metone y Asopo que huyendo de la cólera de su padre emigró y dio nombre a los Pirineos?. ¿O era hija del ferocísimo rey hispano Bébrix?.
  • La reina Anasa (que duerme entre las aguas del Guadiana) y su esposo Radamantis ¿corregente?
  • La Diosa Eritia / Erythea / Erytheía / Eritrea / ¿reina de Erytrae ciudad de Beocia en golfo de Corinto que emigró a causa de Alcioneo y dio nombre a la isla epónima frente a la desembocadura del Guadalquivir, cercana a Cádiz Erythea / Eritia / Cotinusa / Tarteso / Afrodisias / isla San Fernando.?
  • La reina enterrada en la Cueva de los Murciélagos de Albuñol cerca de Adra, Granada (3500 adne) con tiara / corona de oro.
  • Las varias reinas de cementerios de El Algar del año 1750 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la corona de Cehegin, Murcia del año 1500 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la diadema / corona de oro de Quinta de Aguas Brancas, Portugal del año 1500 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la diadema / corona de oro de Montilla, Córdoba del año 1500 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la diadema de oro de la necrópolis de Vilavella as Pontes de García Rodríguez, Brigantia / A Coruña del año 1500 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria del tesoro de Caldas de reyes, Pontevedra del año 1500 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de las joyas de oro del fabuloso tesoro de la tumba de Cícere, Santa Comba, Brigantia / A Coruña del año 1500 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la diadema de Cabezo Perdido próximo a Caldas, Pontevedra del año 1500 adne.
  • La colonizadora / reina / Diosa Tartessos (¿anterior al año 1275 adne de la caída de Troya huyendo de la invasión aquea de Asia Menor?).
  • La colonizadora / reina / Diosa Betis.
  • La reina Sacerdotisa propietaria del tesoro de oro de Villena, Alicante datado entre los siglos X al VIII adne.
  • La reina Sacerdotisa acompañada de un riquísimo ajuar de oro enterrada en El Carambolo, Sevilla del siglo VIII adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria del torque y demás joyas del tesoro de oro de Serradilla, Cáceres del siglo VII adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de las joyas de oro del tesoro del Castro de Elviña, Brigantia / A Coruña del siglo III adne.
  • La reina Sacerdotisa enterrada en La Alisada, Cáceres del año 600 adne con rico ajuar de oro.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la diadema / corona de oro con escenas mitológicas repujadas de Ribadeo, Lugo datado en los años 800-700 adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria del tesoro de oro de Ebora cerca de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz del siglo VI adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de la corona de oro de Javea, Alicante del siglo IV adne.
  • La reina Sacerdotisa propietaria de una diadema / corona o cinturón de oro de Clunia, Burgos con escenas mitológicas idénticas a la de Ribadeo.
  • La reina Sacerdotisa enterrada con rico ajuar en La Mercadera de Rioseco de Caltañazor, Soria.
  • La reina Sacerdotisa de la necrópolis de Clares, Guadalajara con rico ajuar.
  • La magistrada / amazonas de Tarragona Monedas 13 (6).
  • La magistrada / amazonas de Monedas 13 (7).
  • La magistrada / Diosa coronada de Carteia, cerca Valencia Monedas 13 (8).
  • La magistrada / reina de Celsa / Velilla (Zaragoza) Monedas 13 (9).
  • La magistrada / reina de Clunia, Burgos Monedas 13 (10).
  • La magistrada / reina Silbis de Turiaso / Tarazona Monedas 13 (12).
  • La magistrada / reina de Abra (Bética ¿del Celta Aber = Puerto? = ¿Abdera / Adra, cerca de Almería?) Monedas 13 (14).
  • La magistrada / reina de Arsa / Sagunto Monedas 13 (15).
  • La magistrada / reina con collar de Cástulo / Kastilo, cerca de Linares, hoy Cazlona, Jaén Monedas 13 (18).
  • La magistrada / reina de Ilipa / Zalamea Serena (Badajoz) Monedas 13 (21).
  • La magistrada / reina de Orippo / Lebrija, Sevilla Monedas 13 (23).

 

  • La magistrada / reina con corona de laurel y tirabuzones de Obulco, Porcuna, Jaén Monedas 14 (2).
  • La magistrada / reina turdetana de Carbula / Almodóvar Monedas 14 (5).
  • La magistrada / reina de Carmona Monedas 14 (6).
  • La magistrada / reina de Carisa cerca de Cádiz Monedas 14 (7).
  • La magistrada / reina de Olont / Gibraleón (Huelva) Monedas 14 (9).
  • La magistrada / amazona de Olont Monedas 14 (10).
  • La magistrada / reina de Velia (Bética) Monedas 14 (12).

En el panteón muestra la libertad femenina propia de la sociedad matriarcal el mito de la Diosa Mari / Mara / Lur, a la que atribuían la costumbre de destruir a sus amantes, porque no toleraba el dominio masculino y Ella junto a su Hija la Diosa Basa Grande ejemplifican la descendencia matrilineal. Y los gobernantes / señores de Vizcaya la consideran su Ancestra.

BALEARESDe las islas BALEARES dice Laviosa en (1955, 145-6): «… las Baleares meridionales son un centro secundario de reelaboración y difusión en Europa de corrientes orientales chipriotas-egeas y sobre todo cretenses, difusoras de la gran revolución agrícola dominadas por la cerámica pintada, el matriarcado y la religión del toro, la serpiente y la paloma, es decir de toda la vasta simbología relacionada con el culto de la diosa madre y el de la fecundidad.»

En Mallorca existe evidencia de instituciones matriarcales a principios de la época histórica, como son: el que la mujer trabajase en el campo y recolectase los frutos, ejerciese el sacerdocio y la herencia se transmitiese por línea femenina. Los esposos varones se dedicaban al pillaje.

CANARIASEn las diferentes culturas de las islas del archipiélago CANARIO de la civilización Guanche (nombre genérico aplicado a los indígenas: Auritas en La Palma, Majoreros en Fuerteventura, Bimbaches en la isla de Hierro, ..), existió el matriarcado en la Prehistoria. Antes de la llegada de los conquistadores españoles, aunque cada isla tenía un modo de gobierno diferente, la mujer tenía gran status, ejercía el poder y ejercía gran poder sobre la comunidad. En algunas islas se practicaba tanto la poliandría: una mujer con varios varones como la poligamia, al revés.

En la isla de Gran Canaria los nobles de los dos reinos en que se dividía la isla, estaban emparentados entre sí y poseían una ascendiente común, la Gran Madre Antepasada, reina / Diosa Atidama / Autidamana / Attidamana / Autindana, «que gobernó siendo doncella» [Martín de Guzmán (1984, 173)] y posteriormente se casó con Gumidafe, mítica ancestra femenina que encarnaba la sucesión legítima del poder de sus herederos-as, que en exclusiva eran los que ejercían funciones religiosas y políticas [ejercidas en Gran Canarias por príncipes y princesas llamadas Guanartemes (de guan y artemi, «Hijos o Descendientes del Soberano», Espasa, Tomo 26), que gobernaban los pequeños Estados]: mujeres y varones. [Asimismo el Guanarteme (asuntos políticos) y el Faycán (asuntos religiosos) estaban ligados por parentesco].

En la sociedad existían costumbres típicas de la sociedad matrilineal, que confirman la existencia del matriarcado arcaico: el matrimonio se establecía a cambio de la prestación que el esposo aportaba a la esposa, existía la poliandría: la mujer tenía tres esposos, se practicaba la covada por la que el varón asumía la paternidad de los hijos de su esposa, que aquí recibía el nombre de «zorrocloco», y ya tras la invasión española, la descendencia de la estirpe real se llevaba a cabo por línea femenina, era ella que transmitía el derecho al trono.

En la isla de Fuerteventura la mujer ascendía al trono y tenía gran ascendencia sobre el pueblo. Ejemplo las jefas Tamonante y Tibiabín [Tejera (1991, 90)] que cuando los españoles, mandados por Diego de Silva, desembarcaron en esta isla, impidieron que los habitantes autóctonos los atacasen. Y respecto a lo cual manifiesta Wölfel (1968, 422):«En la isla de Fuerteventura, la dirección de los asuntos de Estado estaba en manos de dos mujeres, a una de las cuales estaba sometido el dominio cultual, en tanto que la otra dirigía los asuntos de justicia y todo lo terrenal. Son auténticas walas… y cuya existencia entre los celtas está claramente probada. En esta isla, junto al rey de la guerra estaba la mujer, que es posible tuviera incluso más autoridad que él»…. «Se sabe que en Gáldar existieron otras reinas canarias que intervinieron de manera similar a las de Fuerteventura evitando que atacasen al portugués Diego de Silva»…

Igualmente en Lanzarote en época histórica, la herencia al trono todavía se realizaba matrilinealmente, resto de una anterior situación de derecho materno. Apatadise / Atapavice fue la que aseguró la legitimidad y ascendencia real a los señores de la isla. Otras mujeres en otras islas ascendían al trono. Y existía la poliandría. De Lanzarote aportan Del Arco y Tejera la referencia de los cronistas del siglo XV, en (1991, 79): «« (…) la mayor parte de ellas (las mujeres) tenían tres maridos y sirve por mes, el que debe tenerla después, les sirve todo el mes que el otro la tiene, y siempre hacen así, cada uno a su turno».»

Algunas REINAS / GUANARTEMES CANARIAS
  • La reina Guanarteme / Diosa Atidama / Autidamana / Attidamana / Autindana ancestra de los Canarios y más tarde gobernó junto a Gumidafe.
  • Las reinas Guanarteme del pequeño Estado de Gáldar, Gran Canarias.
  • Las reinas Guanarteme del pequeño Estado de Telde, Gran Canarias.
  • La reina Guanarteme Artenara de Gran Canarias (epónima de ciudad).
  • La reina Guanarteme Artemy, última reina, heroína de la resistencia de Gran Canaria, que fue sometida por los conquistadores dirigidos por Pedro de Vera el 20 de abril de 1477 en el risco Ansite / Ancite, hoy de Los Sitios, cercano al de Tirma, y fue entregada a los españoles en Arminda, Las Palmas (Martín de Guzmán, 1984: 162 y Espasa, Tomo 53, 1988: 598).
  • La reina Tamonante de Fuerteventura.
  • La reina Tibiabín de Fuerteventura.
  • Las reinas / Jefas de Fuerteventura.
  • La reina Apatadise / Atapavice de Lanzarote cuyos descendientes matrilineales gobernaron la región.

Y existen «mitos del origen» que consideran que la humanidad así como los jefes, descienden de la Madre Ancestral Atidama / Autidamana / Attidamana.

BIBLIOGRAFÍA
CAMPBELL, Joseph. (1992): Las Máscaras de Dios: Mitología occidental. Alianza Editorial, S. A., Madrid.
CARO BAROJA, Julio. (1991): Los pueblos de la península Ibérica. Editorial Txertoa, San Sebastián.
COTTERELL, Arthur. (1988): Diccionario de Mitología Universal. Editorial Ariel, S. A., Barcelona.
COTTERELL, Arthur. (1990): Enciclopedia ilustrada de Mitos y leyendas. Editorial Debate, Madrid.
DEL ARCO Aguilar, María del Carmen y TEJERA Gaspar, Antonio. (1991): 4. Economía y Sociedad en las culturas prehistóricas. (Historia de Canarias. Volumen I, Prehistoria – Siglo XV. Las Provincias. Diario de Las Palmas). Editorial Prensa Ibérica, S. A.
DÍEZ de Velasco, Francisco. (1995): Hombres, ritos, Dioses. Introducción a la Historia de las Religiones. Editorial Trotta, S. A., Madrid.
E. U. I. Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. 70 Tomos. Editorial Espasa-Calpe, S. A., Madrid (Ediciones de 1930, de 1985-86, de 1991, de 1993 y de 1994).
LAVIOSA Zambotti, Pia. (1955): España e Italia antes de los romanos. Editada por Julio MARTÍNEZ Santa-Olalla, Madrid.
LAVIOSA Zambotti, Pia. (1959): Origen y destino de la cultura occidental. Ediciones Guadarrama, S. L., Madrid.
LAVIOSA Zambotti, Pia. (1977): La revolución agraria. (El Arte y el Hombre. Volumen 1. Bajo la dirección de René Huyghe). Librairie Larouse 1957, Pala, S. A., Editorial Planeta, S. A., Barcelona.
LÉVI-STRAUSS, C. (1981): Las estructuras elementales del parentesco. Ediciones Paidós Ibérica, S. A., Barcelona.
MARKALE, Jean. (1989): Druidas. Altea, Taurus, Alfaguara, S. A., Madrid
MARTÍN DE GUZMÁN, Celso. (1984): Las Culturas Prehistóricas de Gran Canaria. Madrid, Las Palmas.
MARTÍNEZ López, Cándida. (1985): La mujer en la España prerromana. Historia 16, Nº 105, Madrid.
NOËL, J. E. M. (1987): Diccionario de Mitología Universal. Tomos I y II. Edicomunicación S. A., Barcelona.
ORTEGA Galindo, Julio. (1947): La España primitiva a través de las monedas Ibéricas. Artes Gráficas Grijelmo, S. A., Bilbao.
RUTHERFORD, Ward. (1994): El misterio de los druidas. Ediciones MARTÍNEZ Roca, S. A., Barcelona.
WENDT, Herbert. (1960) Empezó en Babel: Canarias. Origen de los antiguos pobladores. http://www.mgar.net/docs/wendt.htm
WÖLFEL, Dominik Josef. (1968): Cristo y las Religiones de la Tierra. La Editorial Católica, S. A., Madrid.
Fuente original Galeon.com