Mito de la creación pueblo Wayuù

Al principio solo vivía Mareiwa, allí arriba muy lejos cerquita de kar (sol) y al lado
de kachi (luna) también vivía con ellos juya (lluvia) y aquí abajo estaba Mma
(tierra) muy sola. El sol kar tenía una hija llamada Warattui (Claridad), y al Wna
Kashi tenía otra hija llamada Pluushi (oscuridad), un día juya empezó a caminar
y se encontró a Mma. Juya se enamoró de la tierra Mma ella y con su alegre
canto y se formó un juka (rayo) que penetró a Mma y brotó de ella una Ama
Kasutai (caballo blanco), que se convirtió en Ali Juna y fue el padre de todos los
Ali Juna blanco.
La tierra Mma quería más hijos y entonces Juya siguió cantando y muchos rayos
cayeron y Mma parió un Wunu Lia (las plantas) que brotaban en su vientre y
tenían muchas formas y tamaños. Pero todas eran quietas y no se movían. Mma
seguía triste porque ella quería hijos que caminaran y se movieran, y fueran de
un lugar a otro.
Maleiwa no quería ver triste a Mma, por eso vino a Wotka Sairu, aquí en la alta
guajira y tomó Pootchi (barro) “ustedes serán loa Wayuu (los hombres) hablaron
y caminaron por todas partes esta tierra será suya” seguía haciendo figuras,
pero a ellos les dijo: a ustedes no las dejo hablar, ustedes serán Muruulu (los
animales) los hizo de diferentes tamaños y formas, unos grandes y unos
pequeños, unos con cuatro patas y otros con dos a unos les dio brazos para
volar, a otros les dejo aquí caminando. Maleiwa es el Julaulashi (jefe u autoridad
superior) les ordenó a los Wayuu que no podían pelearse, que tenían que vivir
en paz y respetarse.
“no puedes matar a ningún Wayuu, porque será vengado y pagara todo tu
familia, no derrames sangra porque en ella está la vida, por eso cuando la
derrames cóbrala. No cojas lo ajeno, no es tuyo, si lo haces tendrá que pagar
tres veces más el daño hecho” Esas son las ordenes de Maleiwa y nosotros la
respetamos y la cumplimos todo lo han hecho, nuestros antepasados y nosotros
ahora.
Así vivieron mucho tiempo los Wayuu, hasta que un día dejaron de cumplir las
órdenes de Maleiwa, a él no le gusto y mando la lluvia juya para que los
castigaras, Juya no queríacastigar a los Wayuu y se puso a llorar, lloro y lloro
mucho durante muchos días, hasta que la tierra Mma se llenó y no quedo donde
vivir, pero un wayuu que si cumplía las leyes supo por un sueño lo que iba a
pasar, entonces preparo una canoa de Ipa (piedra), y en ella metió animales,
semillas de plantas, a sus mujeres e hijos y cerro bien, y el llanto de la lluvia Juya
hizo que la canoa subiera.
Un día la lluvia Juya ya no quería más lágrimas y dejo de llorar. Entonces la tierra
Mma se comió el dolor hasta que se secó y se quedó sin nada, no había plantas
ni animales, ni gente ni nada. Cuando el Wayuu sintió que la cano Ipa ya no se
movía abrió y salió con su gente y animales y empezó a caminar y como todo
estaba blandito al caminar dejaba su huella, la canoa Ipa era muy pesada y
también dejo huella, que todavía se ven. Con el tiempo esta se partió en dos
pedazos; una parte quedo aquí en Aun Wapa, y la otra allá al otro lado
separado por una montaña.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.