Pectoral Shaman II (grande)

220.00 IVA no incluido

Pectoral Chamaníco artesanal de cuentas multicolores con imagen de Chamán amazónico.

Este collar es un homenaje a los ancestros sabios y chamanes de los territorios indígenas en Colombia.

Simboliza a los ancestros, la sabiduría y su palabra ancestral. 

1 disponibles

Descripción

Hecho a mano por la Etnia Embera Katío de Colombia.

Mide 60 cms de largo y unos 16 cms de ancho del pectoral.

Material de cuentas y chakiras y engarzado en hilo natural.

¿Quienes son los Embera Katio?

Los Embera  Katío se encuentran ubicados en Colombia, en los departamento del Chocó, Antioquia y Córdoba.

Ellos conservan su lengua nativa, la cual pertenece a la familia lingüística Chocó, que tiene relación con las familias arawak, karib y chibcha, y está emparentada con la waunan, sin embargo no pertenece a ninguna de éllas.

En la cosmovisión embera se piensa que hay tres mundos: el de arriba (bajía), donde están Karagabí (la luna y padre de Jinopotabar) y Ba (el trueno); el de los humanos, que es la tierra (egoró), donde viven los Embera; y el de abajo (aremuko o chiapera), al cual se llega por el agua y es donde viven los Dojura, Tutruica, Jinopotabar y los antepasados y se originan los jaibaná (sabios tradicionales). El equilibro entre estos mundos y los órdenes que están entre ellos generan la vida cotidiana. Lo que pertenece al mundo de arriba debe bajar y lo que pertenece al de abajo debe subir, ascenso que representa un salir de entre la tierra. El agua es el elemento mediador entre los dos mundos, ya que se unen el movimiento de caer y salir, de aquí nace también la importancia de los ríos y la ubicación de las comunidades chamí cerca de ellos. Se relata que río arriba, en el nacimiento del agua, está la selva con toda su fuerza, con sitios peligrosos y temidos, y rio abajo está el lugar de los hombres en el cual se puede vivir.

En el alto río Sinú hay dos o tres individuos que desempeñan funciones shamanísticas. Estas funciones caen ante todo en tres categorías: la curación de enfermedades, la preparación ritual de la chicha, y algunos ritos del ciclo vital. En todas estas ocasiones, el shamán (haibaná) desarrolla sus actividades de la misma manera como lo realizaban sus ancestros.

La base del mundo katío gira en torno a la palabra, los encargados de dar la palabra son los mayores y los tabarau, ellos son los responsables de que este mundo se siga manteniendo, son los encargados tácitamente por parte de la comunidad, de entregar la palabra en representación suya, por esto, cuando hay una reunión dentro o fuera del territorio, se enviará a las personas con mejor capacidad de entregar palabra, quienes tienen el conocimiento que se logra mediante la experiencia. Emplean la pintura facial y corporal como una de las manifestaciones más importantes de su cultura; representa y comunica actitudes sociales que se generan a partir del individuo hacia la colectividad y viceversa.

Es a través de la pintura que el indígena es reconocido y es la forma como expresa sus estados y ciclos vitales. 

Si te ha gustado esta información, por favor deja tu ME GUSTA y compártelo!

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Pectoral Shaman II (grande)”

También te recomendamos…