La historia del día de Navidad: La Saturnalia romana – 16 aC

El décimo mes del calendario romano era, en cuanto a festividades, el más espectacular y animado de todo el año. En este mes se conmemoraba la idí­lica edad de oro en la que Saturno reinaba sobre el resto de divinidades. También era el mes en el que se producí­a el solsticio de invierno, fecha señalada como el nacimiento de los dioses solares. Desde las Kalendas (dí­a 1) hasta los Idus (dí­a 13) sólo cabe destacar las segundas Faunales (el dí­a 5) en conmemoración al dios Fauno y el Agonal, ritual que consistí­a en sacrificar un carnero al dios Sol (el dí­a 11) Ese mismo dí­a se celebraba sólo en la Urbe el Septimontio, las siete colinas, una festividad menor de los poblados latinos que formaron la arcaica Roma.

 

Por todas las cuentas, la celebración de Saturnalia, que conmemora la dedicación del templo de Saturno, el dios de la cosecha, se convirtió en el más grande y popular de la antigua Roma. Para el 16 aC, las festividades duraban una semana completa, desde el dí­a 17 al 23 se sucedí­an los banquetes y las procesiones desenfrenadas (que fueron el embrión para los futuros carnavales). Los plebeyos y proletarios se erigí­an en jueces, y los patricios en siervos. Se realizaba la elección del «Rey de las Burlas» y, por fin, después de tantos dí­as de júbilo, llegaba el solsticio de invierno, consagrado a Jano, el dios de los principios, fecha considerada en la antigüedad como la Puerta de los Dioses.

En el templo, se colocaba un sofá enorme frente a él y las cuerdas que ataban la estatua de Saturno durante el resto del año se soltaban. Era un tiempo para comer, beber y divertirse. Los celebrantes incluso reemplazaron la toga tradicional con la síntesis: una colorida e informal ropa de cena.

Saturnalia incluía celebraciones tanto públicas como privadas. Escuelas cerradas y un mercado especial, el Sigillaria, abierto al público. El juego público, generalmente mal visto, se convirtió en un punto culminante de la alegría. 

Esta cadena de conmemoraciones concluí­a el dí­a 25. En Asia se conocí­a esta fecha como el «Dí­a del Sol Invicto». Fue una festividad menor hasta que el emperador Aureliano, en el año 274, se valió de ella para relanzar el damnificado culto imperial, proclamándose representante de la «luz divina». Curiosamente, Mithra, el dios persa del cielo y la luz que adoptó como suyo medio ejército romano, nació este mismo dí­a… que casualidad… como también lo hizo el prí­ncipe Shirdarta (más conocido para nosotros como Buda) y también el dios Dionisos. ¿A qué se debe esta «casualidad»? Como casi todo, tiene una explicación: en el año 325 tuvo lugar el Concilio de Nicea (hoy Iznik, Turquí­a), la primera reunión eclesiástica cristiana posterior a la gran persecución de Diocleciano convocada por el emperador Constantino para ordenar las corrientes religiosas que convulsionaban la nueva fe recién tolerada. Fue en este concilio donde los obispos allí­ congregados decidieron colocar el impreciso nacimiento de Jesús en esta fecha del 25 de Diciembre, despachándose de paso con este movimiento al molesto Mithra y a la encarnación imperial de la «Luz Divina»

 

En la ciudad de Roma, es todavía diez años antes del nacimiento de Cristo. El 17 de diciembre, el festival de Saturnalia comenzó cuando dos buenos amigos se reunieron en la calle cerca del Templo de Saturno.

El templo de Saturno estaba dedicado al dios Saturno, dios de la agricultura y la cosecha.

«Caelianus! ¿Ya has estado en el templo? ¿Han soltado sus ataduras?

Quintis Nepius Caelianus sonrió a su buen amigo. «Io Saturnalia, Sidonius. Sí, han aflojado al dios y las vacaciones han comenzado oficialmente «.

«¡Bueno! ¡Y como el viejo Saturno ha sido liberado, los jóvenes romanos serán liberados para la celebración! ¿La dulce Paccia Marciana te acompañará al banquete de hoy, Caelianus?

«Una vez más, sí. Estoy seguro de que su belleza recomendará asientos cerca de la cabeza de Saturno. ¿A quién asistirás? ¿Poppaea enérgica o la encantadora Didia?

“Una muy buena pregunta. He comprado velas para ambos, pero me temo que si pido una y no la otra, estaré en una situación desesperada. Todavía me estoy inclinando hacia Poppaea. Didia ciertamente se vería grandiosa en mi brazo, pero Poppaea será más divertida para la fiesta ”.

Caeliano asintió. «Bien merecido estrecho también, por mi forma de pensar.Poppaea sería una excelente opción para Saturnalia «.

«En cualquier caso, ¿ustedes dos visitarán mi doma después?»

«No puedo pensar en ningún otro lugar en el que preferiríamos celebrar el festival, Sidonius. ¿Cuántas otras parejas asistirán?

Cincuenta en total. Debería ser toda una fiesta «.

«¿Qué hay de Durio y Ulpia?»

«Ambos confirmados. ¿Todavía hay mala sangre entre tú y Durio? Oh recuerda, no togas. Todos estarán cómodos y relajados. Habrá un montón de vino, comida y regalos; suficiente para la fiesta por días «.

“No hay nada entre Durio y yo que no pueda ser aplazado para las vacaciones. Eso es alentador, Sidonius. ¿Qué tipo de regalos?

«Sigillaria, por supuesto. ¡Estatuas para todos!

«Fascinante. Ya tengo bastante colección. Debo irme a recoger mi flor. Las calles ya están abarrotadas y no queremos llegar tarde a la fiesta pública. Te veo allí, Sidonio. Io Saturnalia «.

«Io Saturnalia, Caelianus. ¡Dale mi amor a Paccia!

 

Las Saturnales trajeron muchas primicias a la celebración de la Navidad: las escuelas cerradas durante las vacaciones, la entrega de regalos y las fiestas públicas son solo algunas.  

» Io Saturnalia «, se convirtió en el precursor de «Feliz Navidad» y «Felices fiestas».

 

Fuentes: Texto de Yarnspnr traducido al Español y la web  historiasdelahistoria.com

 

Publicado por Victoria Fernandez- Mujer Medicina Zenù

Recorridos caminos en solitario, uno caminos para seguir la tarea encomendada por decreto divino: ayudar al prójimo desde la perspectiva de la unión para demostrar que juntos como raza podemos avanzar rompiendo las barreras de la religión, la cultura y la sinrazón. Las Raíces se ahondan para ser puente entre cultura y convivencia.

error: Contenido protegido! Content is protected !!
× ¿Hola Soy Victoria, cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: